Nº 1833 lunes 6 de Julio de 2020



TEMA DE PORTADA



El Covid evidencia la necesidad de nuevas plantas de producción y ampliar las 82 existentes para recuperar la producción de medicamentos deslocalizada en Asia

Objetivo farmacéutico: reindustrializar España

La sangre no ha llegado al rio, pero la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 ha puesto de manifiesto que Europa lleva años deslocalizando la producción de medicamentos y todos los países, España también, dependen demasiado de China o India. La industria farmacéutica española cree que ha llegado el momento de recuperar parte de esa producción y por eso negocian con el Ministerio de Sanidad y con la Agencia del Medicamento una lista de fármacos esenciales para que algunas de las compañías con más tradición fabricante en España, como Rovi, Ferrer, Reig Jofre o Esteve, retomen una actividad que habian ido abandonando en los últimos años. Pero para ello ponen sus condiciones: cambios legislativos, cambios en la formación de precios y algunas ayudas.

por Nuria Díaz

"Hemos aprendido durante estas semanas que dependemos demasiado de China y de India; casi todas las materias primas y un gran número de productos sanitarios se producen allí. Tenemos que reindustrializar Europa y, sobre todo, España, para evitar esa dependencia tan elevada". Con estas palabras, el presidente de Farmaindustria, Martín Sellés, como ya hiciera en su comparecencia ante la Comisión para la Reconstrucción, comenzaba su discurso en la cumbre de empresarios organizada por la CEOE para recabar las recetas de cada sector para salir de la crisis económica originada por la pandemia del Covid-19.

El vicepresidente de la patronal y además consejero delegado de Rovi, Juan López Belmonte, tambien cree que ha llegado el momento de la reindustrialización. “El actual es un momento histórico para las empresas del sector instaladas en España, que están en una situación privilegiada para participar en la fabricación de las vacunas o tratamientos terapéuticos contra el Covid-19. La industria farmacéutica puede ser uno de los grandes pilares para la reactivación económica que necesita el país, ha afirmado.

El sector en cifras

La industria mueve más de 15.000 millones de euros al año de facturación y casi lo mismo en exportaciones. El sector concentra las tres cuartas parte de su actividad en Madrid y Barcelona, con 26 fábricas cada una, de las 82 que hay en toda España, pertenecientes a más de 50 laboratorios. Aunque la capital y la ciudad condal se llevan la palma, tambien hay importantes fábricas en Burgos, Zaragoza, Navarra, León, Murcia o Toledo. Laboratorios que en gran medida, más de la mitad, pertenecen a industria nacional, a capital español. "Eso quiere decir, señalaba López Belmonte en la cumbre de la CEOE, que los centros de decisión están en España, por lo que las decisiones se pueden tomar de forma rápida y efectivas”.
Y parece que están preparados para tomarlas. Fuentes del sector señalan que el sector ha mantenido ya algunas reuniones a tres bandas con el Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento, para elaborar una lista de fármacos que la administración considere esenciales para que algunas de las compañías españolas más importantes del sector empiecen a producirlos. Lo cierto, explica esta fuente, es que se trata de medicamentos de los denominados “maduros”, que ya han perdido la protección industrial y cuya fabricación muchos laboratorios españoles abandonaron por no salirles las cuentas al entrar a competir con los genéricos. Hablamos por ejemplo de analgésicos como el paracetamol, medicamentos contra el colesterol o antihipertensivos.

China e India: las fábricas del mundo


Además, cerca del 80% de los principios activos que utilizan nuestros laboratorios para fabricar fármacos se producen en China o India. Este tipo de sustancias inactivas son el transporte al que se incorpora el API para poder administrarlo y así, de forma conjunta, se configura el producto farmacéutico. Hasta finales de 2014, China había lanzado algo más de 500 tipos de excipientes farmacéuticos, muchos menos de los 1.500 tipos fabricados en EE UU y los 3.000 de Europa. En el top 10 de excipientes farmacéuticos chinos se hallan: las cápsulas de gelatina, la sacarosa, el almidón, polvo recubierto con película, el 1,2-propilenglicol, la polivinilpiroolidona (PVP), la hidroxipropilmetilcelulosa (HMPC), la celulosa microcristalina, la hidroxipropilcelulosa (HPC) y la lactosa.

Son muchas las fuentes del sector que señalan su la preocupación  desde el punto de vista geopolítico.

Lo que sí se produce aquí

También hay excepciones. Uno de los fármacos más demandados  durante esta pandemia del coronavirus por las UCI de los hospitales, la hidroxicloroquina, hasta ahora utilizado sobre todo para combatir la malaria y algunas patologías reumatoides, y que ya no goza de los beneficios de la patente, se sigue produciendo en los Laboratorios Rubió, y solo en ellos en toda España. Los Rubió son una empresa familiar catalana que en la primera etapa de la crisis del Covid triplicaron la producción.

Por su parte, el gigante farmacéutico alemán Bayer produce en Langreo (Asturias), en su planta de La Felguera, el 100% del ácido acetilsalicílico que se consume en el mundo y exporta a ocho centros de producción para allí elaborar los comprimidos, efervescentes... Por ello, califica esta planta de "centro neurálgico para la producción de aspirina". En 2012, la firma alemana decidió concentrar en esta factoría española toda su producción del principio activo del analgésico más conocido del mundo.

Hay que recordar que estamos hablando también de la producción de vacunas contra el Covid. Hay varios laboratorios trabajando en la fase de investigación, pero luego serán otros los que la produzcan. ¿Lo hará alguien en España?. No parece fácil, Aún así, fuentes del sector aseguran que Sanidad quiere que conseguir que parte de la fabricación para España y el resto del mundo se haga en el país gracias a las fábricas de llenado de viales de Laboratorios Rovi, Normon y Reig Jofre. Además, el departamento de Salvador Illa ya trabaja en la conversión de dos plantas de vacunas veterinarias. El presidente de Farmaindustria afirmó el 12 de junio en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso que existe interés en que algunas de las fases de producción de la vacuna se lleven a cabo en España. “Sobre todo la fase de llenado de viales y empaquetado”, apuntó, con “dos o tres compañías en España con grandes capacidades” para hacerlo.

 

Sanidad, la Agencia del Medicamento y el sector: una negociación a tres bandas, que comienza


Hay interés de todas las partes en que esta reindustrialización salga bien. Hay mucho que ganar. Lo primero, estar preparados y surtidos ante nuevas emergencias como la que aún estamos viviendo desde el punto de vista sanitario.
Pero además, recuerdan desde la patronal del sector Farmaindustria, “estamos en condiciones de recuperar parte de esa producción perdida, y eso tiene un valor sanitario, pero también económico y social, en tanto que permitiría generar tejido productivo, exportación y empleo en nuestro país". Ahora bien, la patronal, que reconoce que el Ministerio está receptivo, tiene sus peticiones.

Regulación e inversión

Para empezar, Farmaindustria reclama una "estrategia de país" a medio-largo plazo, un entorno regulatorio "estable y predecible, sin cambios estructurales unilaterales, es decir, no acordados con la industria". "En suma, un marco que facilite al sector definir planes a largo plazo que permitan generar inversiones mantenidas en el tiempo. No puede ser de otro modo en el ámbito del medicamento, cuyo desarrollo implica 10-12 años de trabajo, altos costes (2.500 millones de euros) y mucho riesgo", reivindican.

Precios

Entre otras cosas, piden algunos cambios normativos y en el servicio de fijación de precios. “A veces unos céntimos arriba es mucho”, señala una fuente del sector.

Y luego, ayudas a las plantas que se comprometan con la fabricación de estos medicamentos que se consideren esenciales y cuyo listado aún no está hecho.

Ayudas, como por ejemplo, que el Sistema Nacional de Salud, les asegure las compras por un número determinado de años, que les permitan planificar y equilibrar sus cuentas.


volver